Tercer mes de embarazo

Al entrar en el tercer mes de embarazo, es probable que todavía los cambios exteriores en tu físico no sean muy notorios, salvo el mayor volumen de tus pechos y quizás el ensanchamiento de la cintura.

Todavía no necesitas ropa de embarazada, muchas mujeres no sólo no aumentan de peso en este periodo sino que adelgazan, por las náuseas y vómitos de las primeras semanas (recuerda que no debes tomar medicación para las ello sin supervisión médica). Tu médico debe evaluar tu peso, pero por lo general un aumento de un kilo o kilo y medio es apropiado.

Es frecuente que las embarazadas en esta etapa tengan problemas de estreñimiento, pues el tránsito intestinal se hace más lento durante el embarazo, sin embargo, no tomes laxantes por tu cuenta, el médico te indicará la mejor forma de normalizar la función intestinal sin necesidad de recurrir a ellos.

Es normal que tengas mucho sueño, y la única solución es descansar tanto como puedas.

El estrés y la tensión emocional causados en gran parte por los cambios hormonales desaparecerán gradualmente, pero si estás muy angustiada busca ayuda médica y apóyate en tu pareja, familia y amigos.

Una buena noticia es que, si has tenido molestias como nauseas, vómitos, mareos y necesidad de orinar con mucha frecuencia, irán desapareciendo durante este tercer mes y probablemente para cuando entres en el cuarto mes ya no las tendrás.

El desarrollo de tu bebé en el tercer mes

Es normal que te preguntes como es ahora tu bebé, pronto podrás verlo en una ecografía, pero debes saber que pese a ser tan pequeñito (pesa menos de 20 gramos), está muy desarrollado.

Durante este mes se completará el desarrollo de los órganos internos, (el corazón bombeará sangre a todo el cuerpo, se completará el desarrollo del sistema auditivo y se formarán los genitales externos y externos), las extremidades y los músculos.

Para cuando tenga doce semanas, la mayoría de sus órganos estarán funcionando, aunque no lo notes, se moverá y mucho, comenzará a chupar el líquido amniótico y hacer pis. Sus párpados, orejas, los dedos de las manos y de los pies con sus uñitas, se distinguirán perfectamente.

Controles médicos del tercer mes de embarazo

Para cuando entres al tercer mes de gestación, ya deberías haber hecho por lo menos una visita a tu ginecólogo, para la confirmación del embarazo y para hacer un examen completo de tu salud y del bebé por nacer.

Si todavía no lo has hecho, no lo postergues, es en este momento cuando los órganos vitales de tu hijo se están formando y tu estado influirá mucho en su desarrollo.

El control médico, y los correspondientes estudios, ayudaran al médico a determinar si necesitas hacer ajustes en tu dieta, (Ej.: tomar suplementos de hierro o ácido fólico), o en tu rutina diaria (evitar la práctica de deportes o ejercicios violentos o de contacto físico, hacer arreglos en tu trabajo para evitar estar muchas horas de pie o levantar pesos, etc.).

En la primera visita el doctor preparará una ficha en la que consten los antecedentes médicos tuyos y de tu pareja. Te preguntará datos familiares que puedan relacionarse con tu embarazo, es bueno que antes de concurrir a la consulta tomes nota sí en tu familia o la de él, hay antecedentes de partos múltiples, (mellizos, trillizos, etc.), o enfermedades que puedan ser hereditarias o afectar al bebé. También querrá saber si ustedes padecen alguna enfermedad, si están tomando alguna medicación, que tipo de trabajo desempeñan y en tu caso, que enfermedades has tenido desde la niñez, si has tenido alguna operación y cuando, si has tenido otros hijos o sufriste abortos.
En el tercer mes también es posible hacer una ecografía, esta permite determinar con más exactitud el tiempo de gestación, así como determinar si hay más de un feto y si se está desarrollando normalmente. La ecografía no implica riesgos para el bebé, ni para tu salud y es muy útil para hacer un seguimiento apropiado del embarazo, por lo general basta con hacer una en el primer trimestre, otra en el segundo y otra a mediados de tercer trimestre, pero si el médico lo considera necesario pueden hacerse más.

Otro control que es importante es el odontológico, si todavía no lo has hecho no lo postergues, sólo asegúrate de que el odontólogo conozca tu estado para evitar la exposición a rayos X. Los tratamientos odontológicos no implican riesgos para el bebé, y es mejor que tu boca esté en buenas condiciones desde el principio del embarazo. El embarazo suele generar algunos inconvenientes, como gingivitis y problemas por falta de calcio que, con un control odontológico adecuado, se pueden minimizar.

Otras cosas debes hacer en tu tercer mes de embarazo

Un punto importante que debes atender es el buscar un buen curso prenatal, algunos médicos trabajan con un equipo que lo hace, también en las clínicas y hospitales se puede acceder a estos cursos. Es importante que asistas a estos pues no solo te preparan físicamente para el parto, con ejercicios adecuados para fortalecer, flexibilizar y hacer más resistentes los músculos para el trabajo de parto, también te permiten aprender aspectos del desarrollo del embarazo, parto, puerperio y cuidados de un recién nacido. Por lo general, los cursos se dictan en grupos, lo que te dará la oportunidad de compartir sentimientos e inquietudes con otras futuras mamás. Lo ideal es que tu pareja te acompañe, pues también él debe aprender a ayudarte en las diferentes etapas de la gestación y el participar activamente desde el principio del embarazo, lo ayudará en gran manera a asumir su rol de padre.

Si bien son muchas las cosas que habrá que atender, trata de hacerlas con tranquilidad, no te fuerces ni te canses en exceso. Pide ayuda si la necesitas, si tu pareja no puede acompañarte en las consultas médicas o en otros asuntos por su trabajo, seguramente alguien de tu familia o una amiga lo harán con gusto.

Lo importante es que disfrutes cada etapa del embarazo, pues, aunque tengas muchos, cada fase será única e irrepetible.

Te dejamos un acceso por si quieres ver en detalle lo que ocurre en cada semana de este tercer mes:

Sigue informándote sobre los siguientes meses del embarazo:

Segundo mesCuarto mes

Deja un comentario