Semana 38 de embarazo

Bienvenida a la semana 38 de tu embarazo. Ya solo quedan en teoría 2 semanas para la fecha prevista, aunque cada embarazo es completamente diferente y esta fecha se puede adelantar o retrasar a partir de la semana 37. Así que aunque ya estés deseando dar a luz y estas semanas se te hagan un poco más largas de lo normal, debes estar tranquila y estar atenta a los cambios que se produzcan en tu cuerpo. Te contamos más detalles sobre esos cambios y los que se produzcan en tu bebé a continuación.

La madre en la semana 38 de embarazo

En esta semana debes procurar relajarte lo más posible. Como en semanas anteriores, la hinchazón de pies y tobillos seguirá presente, por lo que es necesario que descanses con las piernas en alto, aunque sea con un cojín debajo de tus pies.

Tu tripita tiene ha alcanzado su volumen máximo por lo que hará que presione zonas como la vejiga, lo que supondrá que necesites ir varias veces al baño durante el día.

A partir de esta semana, tienes que estar muy atenta a las señales del parto, como pueden ser:

Romper aguas: El saco amniótico se rompe y es lo que se denomina romper aguas. Cada madre lo vive de una manera diferente, pero como denominador común, supone un chorreo de líquido como si te hubieras orinado encima, solo que con más cantidad. Es un síntoma inequívoco de que el parto va a comenzar en breve.

Contracciones regulares: Si notas que tus contracciones se vuelven más regulares y si se dan en un corto periodo de tiempo también es síntoma que el parto está cerca.

Sangrado: Si ves que tienes sangrado vaginal, acude al hospital porque puede que des a luz en poco tiempo.

El bebé en la semana 38 de embarazo

Tu bebé suele medir en esta semana unos 47 – 50 cm de longitud y pesa alrededor de unos 2,700 – 3 Kg.

En esta semana todos sus órganos están desarrollados y está preparado para el nacimiento y funcionar de manera autónoma.

Su lanugo sigue desapareciendo y sus uñas son cada vez más largas, sobrepasando en algunas ocasiones sus dedos.

A partir de ahora comenzarán a producirse cambios hormonales que harán que segregues oxitocina. Esta hormona hará que tus contracciones sean más regulares y más fuertes, para que tu bebé se vaya preparando para el parto, que llegará en breve.

¿Qué tal llevas esta semana? Cuéntanos tus experiencias y comparte en los comentarios de abajo.

Sigue informándote sobre las semanas de embarazo:

Semana 37Semana 39

Deja un comentario