Semana 3 de embarazo

En esta tercera semana de embarazo, se unen los cromosomas del espermatozoide con los cromosomas del óvulo, y de esta unión es donde se determina sus rasgos físicos, mentales y su sexo. Es el primer paso para formar la futura personalidad de tu bebé.

Por otro lado, el corazón empieza a aparecer de manera muy primaria, como un conjunto de células musculares muy pequeñas y con muy poco movimiento, como adormecidas.

Al final de la tercera semana, una de las pequeñas células del corazón que está muy adormecida, de repente comienza a contraerse de manera autónoma y empieza a contagiar a las células que tiene al lado, y estas a su vez a las que tienen al lado, hasta formar una reacción de todas las células que hará que el corazón comience a latir por sí solo.

Y aquí es donde realmente empieza el milagro de la vida.

Su corazón latirá a unos 150 latidos por minuto y proporcionará al embrión el oxígeno y el sustento suficiente para él. También el líquido amniótico se comienza a juntar y tu futuro bebé, aunque no lo notes aun, comienza a crecer.

Para la futura madre, los síntomas que pueden estar apareciendo en su interior, son las clásicas nauseas, dolor de cabeza, cansancio extremo, más ganas de hacer pis que lo normal, un aumento en el sentido del olfato, etc.

Si a estas alturas ya sabes que estás embarazada, al igual que en la segunda semana, se recomienda el tomar sobre todo, ácido fólico para prevenir enfermedades como la espina bifída y el labio leporino, aunque también se deberían de tomar alimentos ricos en calcio, hierro y muchas proteínas para darle un aporte extra de energía a tu futuro bebe, logrando un aumento del riego sanguíneo, con tejidos nuevos de manera rápida, y para que tanto la madre como su bebé tengan los huesos fuertes.

Si en esta semana tuvieras un ligero sangrado de color rosado o de color café claro no debes preocuparte, pero si por el contrario, el sangrado fuera más abundante, consulta rápidamente con tu médico para que él valore de manera más clara si está todo en orden.

Deja un comentario