Semana 25 de embarazo

Ya estamos en la semana 25 de embarazo en el que hemos superado el ecuador de la gestación. A continuación te contamos los cambios más significativos que vais a tener tanto tú como tu futuro bebé.

La madre en la semana 25 de embarazo

Uno de los cambios más significativos en la futura mamá es la aparición de picores en la zona de la tripita. Esto es debido al estiramiento que la piel está sufriendo por el cambio de tamaño. Otro de los posibles síntomas que puedas tener es la aparición de ardores de estómago y reflujos, debido al aumento de progesterona y a la presión que hace el útero sobre el estómago. ¿Cómo podemos aliviar estos síntomas? Intentando no tomar bebidas carbonatadas, como los refrescos de cola, así como no cenar abundantemente antes de ir a la cama. Es más, sería conveniente cenar unas dos horas antes de acostarse.

Por otro lado, hay algunas futuras mamás que tienen como dificultad a la hora de respirar. Esto es absolutamente normal y es debido a la presión que ejerce el útero sobre el diafragma. Como ves, ¡el útero está presionando todo! Pero es por un buen motivo, que es el de prepararse para alojar a tu bebé 🙂

El bebé en la semana 25 de embarazo

En esta semana 25 seguimos con el desarrollo de los sentidos de tu bebé, sobre todo el del oído. Puede escuchar los sonidos que provengan del exterior con mayor precisión que antes. Te sugerimos que a partir de esta semana le pongas música clásica para que estimule su desarrollo cognitivo.

Sus medidas suelen ser de unos 22-23 cm de longitud y unos 800-900 gramos de peso. ¡Ya casi pesa un kilo!

Tu bebé ya no parece tan delgado como en semanas anteriores. A medida que va cogiendo peso, sus formas son más redondeadas y se parecen mucho al recién nacido que verás cuando nazca.

Sus párpados ya se abren y se cierran muy a menudo y sus movimientos dentro de ti se hacen cada vez más frecuentes, cambiándose de posición y dándose la vuelta frecuentemente. Esto lo puede hacer todavía porque hay suficiente espacio en el saco amniótico, pero a medida que pasen las semanas y el bebé se haga más grande empezarán a reducirse sus movimientos.

¿Y tú? ¿Estás sufriendo picores o te duele la espalda? Cuéntanos tus experiencias!

Sigue informándote sobre las semanas de embarazo:

Semana 24Semana 26

Deja un comentario