Semana 24 de embarazo

Comenzamos la semana 24 de tu embarazo con importantes cambios en tu interior y en el de tu futuro bebé, que ya está prácticamente formado. Te contamos más detalles a continuación.

La mamá en la semana 24 de embarazo

Uno de los cambios más importantes en la mamá en esta semana es el descenso de hierro en la sangre debido a la mayor demanda por parte del bebé lo que puede ocasionar en una anemia. Los síntomas más comunes en la anemia es la palidez en el rostro, un cansancio acentuado y sufrir mareos ocasionales.

Otro punto importante a tener en cuenta en la salud de la futura mamá son los niveles de glucosa en sangre, por lo que es aconsejable hacer un test de glucosa o también llamado test de O´Sullivan en el que detectará el riesgo de sufrir diabetes durante tu embarazo.

Para realizar el test de glucosa, debes acudir al centro de salud en ayunas, te extraerán sangre y lo analizarán. Más tarde, te darán a beber un zumo con gran cantidad de glucosa y después deberás esperar alrededor de una hora para volver a extraerte sangre de nuevo y volver a medir los resultados. Si los resultados son mayores de 140 grs/dl. Es posible que tengas más riesgo de padecer diabetes en el embarazo.

Como consejo, te sugerimos que tomes alimentos ricos en hierro, como las legumbres y la carne.

Por otro lado, es posible que notes dolores de espalda e incluso ciática, por lo que deberás caminar de manera regular y no estar mucho tiempo de pie estática para poder aliviar estos dolores.

El bebé en la semana 24 de embarazo

Como habíamos comentado anteriormente, tu bebé ya está prácticamente formado, pesando de 500 a 600 gramos y midiendo unos 22 cm. de longitud.

Durante esta semana el bebe no para de moverse debido a la amplitud que aún tiene dentro del saco amniótico. Se da la vuelta, cambia de posición frecuentemente y da patadas.

Sus sentidos siguen desarrollándose de manera rápida, ya puede oler y tener sentido del gusto y tacto. El único sentido que se ve más rezagado es el de la vista, ya que, aunque puede sentir la luz del sol en ocasiones, el útero tiene las paredes muy gruesas y es complicado todavía.

Si hubiera algún contratiempo y el bebé tuviera que nacer de forma prematura en esta semana, es posible que pudiera salir adelante con cuidados intensivos, aunque todo depende del problema que fuera, claro está.

¿Y tú que tal te sientes en esta semana? ¿Tienes algún otro síntoma que no hayamos contado aquí? Cuéntanos tus experiencias.

Sigue informándote sobre las semanas de embarazo:

Semana 23Semana 25

Deja un comentario