Semana 10 de embarazo

Ya estamos en tu décima semana de embarazo donde con un poco de suerte podrás conocer el sexo de tu bebé, ya que entre la semana 10 y 14, sus órganos sexuales se irán desarrollando cada vez más.

En esta semana, es posible que tengas cita con tu médico, el cual te preguntará por todos los cambios que has observado dentro de ti, por lo que es importante que anotes todas tus dudas e inquietudes para que tu doctor te las aclare.

En esta cita, es muy probable que tu doctor te haga una ecografía para que escuches por primera vez los latidos del corazón de tu bebé. Este momento es uno de los más emocionantes para la futura mamá ya que por primera vez sientes que está creciendo vida dentro de tí.

Cambios en la madre en su semana 10 de embarazo

En la décima semana, es posible que tus nauseas y mareos empiecen a disminuir. Si no fuera así, es conveniente que se lo comentes a tu médico para que te recete algún medicamento para mitigar esas molestias.

Te notas más hinchada, seguramente porque tu útero haya aumentado y también hayas engordado un poquito ( Lo ideal es que aumentes 1,5 Kg de peso por mes).

Por otro lado, es muy común que te encuentres anímicamente más sensible, como con ganas de llorar en situaciones cotidianas… No te preocupes, esto es absolutamente normal.

Otro síntoma muy común a partir de esta semana son las ganas de orinar. Tu vejiga ahora está comprimida y es posible que tengas que ponerte ropa más amplia para paliar esa molestia. Pero ojo, ¡no dejes de beber agua! Es muy importante mantenerte hidratada en todo momento, por lo que es aconsejable llevarte una botella de agua a donde vayas.

Quizás esta semana sea un buen momento para comprarte un sujetador de más talla de lo habitual, ya que vas a notar un aumento importante, que sea preferiblemente sin aros y de algodón para que te oprima el pecho lo menos posible y te sientas cómoda.

Tu bebé en la décima semana de embarazo

En esta semana, tu bebé ya pesa unos 5 grs. de peso y mide aproximadamente entre 3 y 4 cm de altura.

Su cerebro va desarrollándose rápidamente a razón de 250.000 neuronas por minuto. Su aspecto es cada vez más humano, con su rostro redondeado, sus antebrazos y sus brazos empiezan a distinguirse de manera más clara, su pequeño páncreas comienza a funcionar, al igual que su vesícula y su glándula tiroidea.

Su cuello es cada vez más largo, lo que le permite separar la barbilla del mismo y su boca suele abrirse y cerrarse.

Sigue informándote sobre las semanas de embarazo:

Semana 9Semana 11

Deja un comentario