Semana 1 de embarazo

Te contamos como es tu primera semana de tu feliz embarazo!

Desde el primer momento de la concepción, se empiezan a notar cambios importantes en el óvulo fecundado.
En esta primera semana, el óvulo que ha sido fecundado por un comienza con su primera división, normalmente al día después de la fertilización, y así seguirá dividiéndose en los sucesivos días de esta semana hasta formarse lo que se denomina como blastocito, que es como una bola formada de aproximadamente un centenar de células.

Ya es en el quinto día de la semana cuando el blastocito empieza a sufrir su primera gran transformación, con la separación de sus células en dos partes: la parte externa o aro externo, que son las células que crearán la placenta para proteger y acoger al futuro bebé, y en segundo lugar, la parte interna o aro interior, que son las células que constituirán las denominadas células madre y que tan importantes son para la comunidad científica para el potencial tratamiento de enfermedades.

Ya al terminar la primera semana (normalmente al 7º día de embarazo), el blastocito va a descender a las trompas de Falopio de la futura madre hasta llegar al útero, lugar donde va a crecer hasta convertirse en un precioso bebé.

Lo normal es que la futura madre no sepa nada, ya que no debería apreciar síntomas relacionados con el embarazo. Pero si en caso contrario, se empieza a tener desde la primera semana, náuseas o ganas de vomitar, muchas más ganas de orinar que lo normal, cansancio, empezar a oler las cosas mucho más intensamente, cambios de estado de ánimo, debe saber que existe una gran posibilidad de estar embarazada, aunque se suele recomendar no obsesionarse y tener una buena actitud ante el posible embarazo. De todas formas siempre es importante si se notase algo extraño o fuera de lo normal a lo que aquí les contamos, visite a su médico para asegurarse que todo está perfectamente.

Si así fuera, solo decirte que disfrutes de este maravilloso momento que empieza a tomar forma en tu vida: Tu embarazo

¡Enhorabuena!

Deja un comentario