Las capacidades sensoriales del bebé

Durante la primer semana de vida el bebé tendrá la visión limitada, podrá centrarse en los objetos que tiene a 20cm de sus ojos. Está es la distancia que se encuentra el niño de la cara de su madre cuando esta le da de mamar. En pocas semanas la gama se su vista se ampliará, ahora pueden ver objetos que están más lejos, que probablemente llamen su atención.

La mayoría de los bebés pueden distinguir también entre las distintas modalidades y formas. A pesar de que pueden no ser capaces de hacer todos los sutiles rasgos de la cara humana, la mayoría de los bebés, sin embargo, pueden percibir el rostro humano ante cualquier otro modelo o forma. Aprovechar las ventajas del bebé de la preferencia visual para hacer contacto visual y sonreirle con frecuencia. Ella le devolverá el contacto con los ojos casi de inmediato y a medida que pase el tiempo, va a devolver la sonrisa, también.

La mayoría de los bebés también tienen una capacidad limitada para realizar el seguimiento de los objetos con la cabeza y los ojos o con los ojos por sí solo. Los bebés pueden rastrear el movimiento sólo para una corta distancia y sólo si los objetos se mueven lentamente. Esto claro está sucede en los primeros meses de vida, luego el bebé va adquiriendo la maduración neuronal necesaria para coordinar los movimientos.

Deja un comentario